Problemas de pareja

“Yo me enamoré de sus demonios y ella de mi oscuridad, éramos el “infierno perfecto""

Mario Benedetti

De entrada, hará falta evaluar adecuadamente las dificultades existentes, en qué momento se encuentran, la existencia de déficits en las habilidades de comunicación y en las soluciones de problemas.

 

Una pareja de larga duración pasa por muchas etapas en que es necesario que se establezca un diálogo y comprensión por parte de las dos partes. Es normal que haya discrepancias entre los dos pues se trata de tú y yo, pero tú y yo somos más que la suma de tú y yo, porque somos dos individuos cada uno por separado, más lo que somos los dos.

Cuando la pareja está pasando por un momento difícil es importante que antes que la distancia entre ellos se haga excesivamente grande tomen la decisión de pedir ayuda.

La terapia de pareja les puede ayudar a afrontar su crisis, poder recuperar la comunicación perdida y tener más herramientas para afrontarla en un futuro. La terapia puede ayudar a ver su situación desde otra perspectiva que facilite el acercamiento entre la pareja. Esto implica en cada uno de los miembros poner en marcha los cambios necesarios para continuar con la relación.

Algunos sentimientos que pueden rodear la relación de pareja pueden ser la desconfianza, la inseguridad, el complejo de inferioridad, la competencia o la rivalidad hacia el otro, la falta de un proyecto en común, el aburrimiento o la monotonía, la discrepancia de puntos de vista u opiniones... y plantearse estas dudas puede dar paso al deseo de separación, a la manipulación sobre el otro, las discusiones repetitivas, la sensación de ser controlado o de que el otro te ahoga, los maltratos de todo tipo, desenamoramiento...

 

Todos estos aspectos son analizados en el momento de hacer un tratamiento en pareja o un trabajo individual de cada miembro de la pareja.

Estimado Cupido: la próxima vez nos disparas a los dos, ¿de acuerdo?

© Centre de la Mà de Barcelona 2020

Teléfono: 93 459 24 40